979x113
ÚLTIMAS NOTICIAS:

Reforma de Frontex: más poder para el control de fronteras europeas y mayor respeto por los derechos humanos

PE-FRONTERAS | 13 de septiembre de 2011

Reforma de Frontex: más poder para el control de las fronteras europeas y mayor respeto por los derechos humanos
Ampliar

Un policía alemán detiene un vehículo en Fráncfort del Oder, en la frontera germano-polaca, hoy miércoles 9 de mayo.EFE/Archivo

Bruselas, 13 sep (Euroefe).- La agencia de control de fronteras (FRONTEX) es el organismo con el que cuenta la Unión Europea desde 2004 para coordinar las acciones de gestión fronteriza y control de la inmigración ilegal. Su trabajo es fundamental para los Estados miembros, pero en los últimos tiempos algunas organizaciones han cuestionado la labor del organismo, al que han acusado de incumplir los derechos humanos por no corregir las actitudes de países que no rescataron a inmigrantes que naufragaron en el Mediterráneo.

Los eurodiputados pretenden ahora dar más poder y competencias al organismo para que funcione con mayor eficacia. Hoy votarán en el pleno de Estrasburgo la revisión del mandato de la agencia de control de las fronteras exteriores, que tiene como objetivo mejorar el funcionamiento de la agencia y que incluye la exigencia de que Frontex nombre a un agente que supervise el respeto de los derechos fundamentales.

Hasta ahora, Frontex se ocupaba principalmente de ayudar a los Estados miembros en la formación de los guardias fronterizos nacionales y de asistirles cuando por circunstancias excepcionales necesitan ayuda en la protección de las fronteras exteriores.

A partir de ahora, según el nuevo reglamento, Frontex podrá comprar o alquilar sus propios equipos, como vehículos o helicópteros, sin depender del apoyo de los Estados miembros, como sucedía hasta ahora. De ese modo, el texto (acordado con los Veintisiete y que si se aprueba entrará en vigor antes de finalizar 2011) obligará además a los Estados miembros a aportar personal y equipos a las labores de la agencia y permitirá que la agencia adquiera por sí sola material para sus misiones.

En declaraciones a Euroactiv, el director ejecutivo adjunto de Frontex, Gil Arias, considera que esos cambios podrían hacer a la agencia más eficaz en la lucha contra la criminalidad, y se incrementaría su autonomía para lanzar operaciones. El director aboga además por cooperar con los estados de tránsito y de salida de la inmigración ilegal.

Las nuevas normas también buscan garantizar que la agencia respete los derechos humanos en todas sus acciones. El agente responsable de los derechos fundamentales tendrá acceso a toda la información sobre las actividades de la agencia en este ámbito. Además, se creará un foro consultivo que asistirá al director y al consejo de administración en asuntos relacionados con el respeto de los derechos fundamentales.

El Parlamento Europeo ha conseguido introducir el concepto de "equipos europeos de guardias de frontera", que reforzarán la eficacia y la visibilidad de la agencia al reunir bajo un solo nombre a los "equipos de apoyo conjunto" y los "equipos de intervención rápida" actuales. Estas unidades estarán formadas por guardias fronterizos de varios Estados miembros.

Por otra parte, la agencia promoverá la solidaridad entre los Estados miembros, especialmente hacia aquellos que sufran "presiones específicas o desproporcionadas".

Regiones